Entre el 9 y el 17 de junio pasado, Francesca viajó a la península ibérica para realizar seis conciertos junto al guitarrista Simón Schriever. Las presentaciones comenzaron en Cásar de Cáceres, como parte de la programación del exclusivo espacio cultural extremeño La Nave del Duende. Para la ocasión el dúo ofreció un concierto con repertorio principalmente autoral y canciones de Víctor Jara y Violeta Parra. Al día siguiente emprendieron rumbo a Portugal en donde el dúo se presentó el día 10 en la Plaza Giraldo de Évora y el día 11 en la fiesta costumbrista de Tapetes en Arroiolos, dentro del marco de la Feria EXIB 2017 , recibiendo excelentes críticas de parte de la prensa especializada como ” una música folklórica con canciones que no necesitan de artificios y arreglos para lucir como pequeñas piedras preciosas”.

evoraEl día 13 de junio, Francesca tuvo oportunidad de ofrecer un concierto en Casa de América Madrid, ocasión en la que invito a cantar a la excelente cantautora chilena residente en España Cristina Narea, junto a quien homenajearon a Violeta Parra con la canción “Paloma Ausente”. La gira culminó hacia la región de Cantabria donde los músicos ofrecieron conciertos en Sala Rvbicon de Santander y en Centro Social Ítaca de Torrelavega, este último como invitados especiales a formar parte de la conmemoración a la figura del Che Guevara, lugar donde fueron aplaudidos largamente por la concurrencia emocionada tras la interpretación de “El Aparecido” de Víctor Jara.

Los comentarios están deshabilitados en GIRA IBÉRICA 2017

Entre el 15 y el 19 de marzo, el Teatro Municipal “1º de Mayo”, el Paraninfo de la UNL y el Centro Cultural Provincial “Francisco Paco Urondo” fueron el marco para los conciertos centrales del Festival de Jazz de Santa Fe con invitados locales e internacionales tales como Jeff Gardner Trío (Estados Unidos/Brasil/Argentina), Francisco Fattoruso Grupo (Uruguay), Paquito D’Rivera (Cuba/Estados Unidos) + Santa Fe Jazz Ensamble y con la representación chilena a cargo de Francesca Ancarola.

saludo

Para esta ocasión Ancarola se presentó con una selección tanto de canciones incluídas en su discografía como de composiciones nuevas junto a la banda integrada por el guitarrista porteño Simón Schriever, el percusionista uruguayo Quique Öesch, el contrabajista santafesino Fernando Silva y el pianista, compositor y colaborador de muchos de sus discos Carlos “Negro” Aguirre. La cantautora ofreció además un concurrido taller de voz en el Foro Cultural Universitario de la UNL destinado a cantantes de la zona, actividad que dio inicio a la vigésima versión de este festival que tiene la particularidad de ser gestionado por sus propios músicos y de movilizar todo el circuito musical de la región. Agradecemos a Rubén Carughi, Flopa Suksdorf, Turko Deb, Gaby Redero, Guadalupe Abero, Nilda Godoy y a todos quienes colaboraron en este festival que esperamos continúe brindando espacios tanto para los artistas consagrados como para las nuevas propuestas musicales del continente.

Los comentarios están deshabilitados en Ancarola en el Festival de Jazz de Santa Fe 2017

Organizado por el Consejo de la Cultura y con la Plaza Sotomayor como escenario, Francesca se presentó el pasado 25 de enero en la inauguración de la séptima edición del Festival de las Artes Valparaíso 2017 – Chile y Argentina sin fronteras, acompañada de Escalandrum, banda de jazz conformada por Nicolás Guerschberg al piano, Gustavo Musso en saxo alto y soprano, Damián Fogiel en saxo tenor, Martín Pantyer en saxo barítono y clarinete bajo, Mariano Sivori en contrabajo y Daniel Pipi Piazzolla baterista líder de la agrupación, nieto del gran Astor Piazzolla.

IMG_9977 copia

Con un minuto de silencio y el sonido de las sirenas de las embarcaciones del Muelle Prat sonando de fondo en honor a las víctimas de los incendios que azotaron al país, comenzó la séptima edición de esta muestra cultural con Argentina como país invitado de honor, la que contó con la presencia del Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, y el Embajador de Argentina en Chile, José Octavio Bordón, además de representantes del Ministerio de Cultura de Argentina. Durante la presentación de más de una hora de duración, la banda se lució con composiciones propias, de Charlie García y Luis Alberto Spinetta. Más tarde junto a Francesca, interpretaron “Pequeña canción para Matilde” con texto de Pablo Neruda y música de Piazzolla, “Violetas populares” de la legendaria dupla de Piazzolla con el poeta Horacio Ferrer en honor a la cantautora nacional Violeta Parra. De esta última artista, de quien este año 2017 se celebra su natalicio centenario, interpretaron “Volver a los 17” y “Gracias a la vida” pieza con la cual cerraron la noche inaugural. Agradecemos a Ignacio González y a todo el equipo que trabajó en este abrazo cultural chileno-argentino.

Los comentarios están deshabilitados en FESTIVAL DE LAS ARTES VALPARAISO 2017

IMG_7420

A mediados de noviembre pasado Francesca cruzó la cordillera para ofrecer dos conciertos y una actividad docente en la zona de la Patagonia argentina, acompañada por el guitarrista de Valparaíso Simón Schriever y el percusionista uruguayo Quique Öesch. Con un repertorio principalmente de su autoría  y teloneada por la artista local Celia Eymann, Ancarola se presentó por primera vez en la ciudad de Neuquén en el  Aula Magna Salvador Allende de la Universidad Nacional del Comahue. Al día siguiente el trío siguió su viaje por la Patagonia para repetir una vez más el programa musical en Casa de la Cultura de General Roca, invitada como parte de la programación cultural de esta asociación civil roquense y que auspicia históricamente el Diario Rio Negro de la ciudad. En la ocasión tuvo además oportunidad de conocer la Escuela de Arte IUPA y de departir durante la cena de honor con los organizadores y con la cantautora mapuche Luisa Calcumil invitada especial a la recepción. Como tercera y última actividad, Francesca concluyó su mini-gira con una clínica vocal que reunió a más de 50 participantes de toda la zona neuquina. Nuestro equipo agradece enormemente tanto a Musa Live Producciones en las personas de Valentina Caudana y Bruno Casco, como a Gladys Aristimuño y Ricardo Peinado de Casa de la Cultura por todo el trabajo y el cariño desplegado durante nuestra visita a esa hermosa región de la Argentina.

Los comentarios están deshabilitados en PATAGONIA ARGENTINA 2016

Con un Teatro Centenario lleno total, culminaron los conciertos del segundo Festival Chile Jazz 2016, en el que participó Francesca junto a su grupo durante la última jornada desarrollada en la ciudad de La Serena el pasado domingo 9 de octubre. La agrupación integrada por Carmen Paz González en el piano, Simón Schriever en guitarra, Claudio Rubio en saxos soprano y tenor, Rodrigo Galarce en el contrabajo y Carlos Cortés en la batería, deleitaron a la audiencia con un repertorio que incluyó composiciones tanto de temas inéditos, como de su último trabajo “Templanza” (Shagrada Medra/MAPA Records 2012).
fest4
En sus 3 días de música, este certamen reunió también a importantes agrupaciones chilenas, como fueron Ernesto Holman Etno Jazz y Ensamble Quintessence, además de los invitados internacionales Martin Joseph + Pacific Ensamble y Chano Domínguez Trio, dejando en esta curatoría la impronta de una música que busca por medio de un jazz más autoral, explorar en las propias raíces de cada uno de los compositores y/o intérpretes que estuvieron presentes con su arte y marcando así una mirada diferente a la de otros festivales que se desarrollan en el país.

Festival Chile Jazz / Foto: Patricia Alegría Ramírez
Festival Chile Jazz / Foto: Patricia Alegría Ramírez

Agradecemos a Pedro Greene, Miguel Luis Lagos, María José Concha y Matías Awad de CONSTRUYE CULTURA y a todos quienes auspiciaron y colaboraron en la organización de este gran Festival que esperamos abra nuevos espacios para la buena música en nuestro país.

Los comentarios están deshabilitados en FESTIVAL CHILE JAZZ 2016

El sentido práctico de este libro de músicas y letras de Francesca Ancarola, es de servir como guía general para la interpretación de una selección de canciones compuestas entre los años 1996 y 2005, hallándose a medio camino entre el cancionero y la transcripción con notación prescriptiva.

Al mismo tiempo, este material posee un valor didáctico destacable, pues contribuye como material para el análisis musical y estilístico de esta cantautora chilena. Esto adquiere una relevancia especial en el Chile de hoy, en circunstancias que algunas instituciones dedicadas al estudio sistemático y académico de la música popular ya han cumplido más de 25 años de actividad en nuestro medio.

Como muchos músicos de su generación, Ancarola también ha sabido sintetizar en sus composiciones lo propio y lo ajeno, manifestado en la conjunción de ritmos populares latinoamericanos junto melodías expresivas, temáticas con un enfoque personal de la existencia, y un enfoque armónico moderno, rico en colores y tonalidades que apoyan a los ritmos y las palabras.

De este modo, todas las composiciones de Francesca Ancarola compiladas aquí tienen en común el desarrollo de una lírica intimista, muy personal, vehiculada a través de melodías vivaces, que son ataviadas con diferentes variantes de ritmos latinoamericanos y con armonías modernas derivadas de la música docta.

Ancarola se vale de la forma canción para desarrollar su lírica personal, arropada (como ya se dijo) de diversas variantes de ritmos latinoamericanos. Por ejemplo, en composiciones como Luna luz (1996) el texto intimista se combina con ritmos ternarios de raíz latinoamericana, donde la voz de Francesca evoluciona desde la emoción interior al desborde externo. En Cuarto de hotel (1996) el ritmo de bolero sirve de base para un texto que es elaborado de un modo similar a Construcción, de Chico Buarque; la armonía, abundante en tonalidades menores, apoya una historia de carácter más bien lúgubre que triste. Doña María (1998) es una composición más rítmica y activa, con aires cuequeros y de blues. La transcripción de la parte de guitarra se destaca por presentar algunas secciones con escritura bastante detallada. La canción Allá (1998) plantea aires brillantes, con un texto propositivo y optimista, mientras que en Banderita rota (1999) un ritmo base de tonada chilena sirve para presentar una escena que de la descripción de la naturaleza muta en pasaje humano, festivo y localista.

Por su parte Vuelvo a tí (1999) es una canción con una rítmica inspirada en el chamamé litoraleño, mientras que En tu piel (2000) consiste en una balada con un aire misterioso, cuya melodía es acompañada por un sutil figuración de arpegios de la guitarra. Una elaboración rítmica a partir del landó presente en Quedará (2001), deriva luego en una especie de tumbao sonero, mientras que la influencia de la trova cubana está presente en Desnudas del alba (2004). Finalmente, Ojos de botones (2005) es una canción de cuna con aire de vidala, estructurada musicalmente en base a secuencias armónicas comunes en las baladas norteamericanas asociadas al jazz.

De este modo, las variaciones de ritmos populares de América Latina presentes en las composiciones de Francesca Ancarola contribuyen a dotar a su repertorio con los colores propios de la música mestiza de nuestra región. Estos elementos rítmicos, junto al tratamiento colorístico de la armonía y los textos que brotan de su sensibilidad de mujer sudamericana, hacen de las canciones de Ancarola un magnífico objeto de disfrute estético en su reinterpretación. Hoy, gracias a las transcripciones aquí presentadas, estas composiciones se ubican (también) en el nivel de objeto de estudio, para así comprender mejor nuestra cultura musical latinoamericana.

Álvaro Menanteau
Santiago de Chile, octubre de 2015

Los comentarios están deshabilitados en “Espejo de los sueños”, de Francesca Ancarola

por : Fabio Salas Zúñiga.

Un nuevo disco de Francesca Ancarola siempre genera expectativas puesto que esta artista siempre ha sabido marcar una nota de distinción musical con sus anteriores trabajos amalgamando una peculiar mixtura de trova, jazz, blues y música latina en una entrega que siempre ha destacado por su profesionalismo y el notorio cuidado de su artesanía.

Al parecer, con este disco Francesca ha ido encontrando un cauce cada vez más propio y más definido en su identidad musical. A las consabidas y privilegiadas condiciones vocales que ella sabe manifestar, Francesca ha alcanzado un nivel de madurez en la composición que bien puede ser un reflejo del título del álbum. Templanza, dominio, equilibrio. Algo muy cercano a la soberanía total sobre las propias facultades creativas que se traduce en un conjunto de canciones que son delicados mensajes sobre los afectos y atributos emocionales que los seres humanos llevamos en nuestra constitución y que nos define como tales. Luego, se deslizan mensajes sobre la pasión, el abandono, la amistad, la cercanía y la intimidad que lucen un delicado y sutil nivel de expresividad.

Son canciones que nunca se desbordan ni se consumen en una combustión dramática, no hay angustia ni desesperado ruego a pesar del lirismo textual de algunos versos.

A cambio de ello estos temas nos proponen un elaborado juego de detalles sonoros trabajados con mucha orfebrería. Unos timbres que sorprenden con su elegancia y su precisión auditiva, líneas melódicas que ya se pueden establecer como muy propias del registro vocal de esta artista, grabadas con una limpieza notable como también un repertorio de ritmos que se deslizan entre la música brasilera y afroperuana en lo que sea tal vez el disco más cosmopolita y moderno, por temperamento y no por tecnología o usos de electrónicas, de todos los que Francesca ha producido hasta ahora.

Para lograr este pulimento, nuestra artista se rodeó de une envidiable serie de colaboradores y acompañantes donde destacan, entre muchos, los aportes de Claudio Rubio en los saxos, Federico Dannemann en guitarras, Carlos Aguirre en el piano, Carlos Cortés en batería, Rodrigo Galarce en bajo, Toño Restucci en mandolina (autor de uno de los tracks) y varios otros maestros encargados de las bases rítmicas, teclados, cuerdas y percusiones del disco.

El sonido del álbum recuerda por su cuidada producción y su pulcritud, las grabaciones que el sello alemán ECM registrara en la década de los ochenta y que remite tanto a referentes latinos como Pedro Aznar o Susana Baca, o bien a jazzistas como Jan Garbarek, un saxofonista que siempre ha sido un referente a la hora de actualizar influencias contemporáneas, o a artistas como la argentina Liliana Herrero, a quien no en vano está dedicada la canción que da título a la obra, compuesta por la artista brasilera Léa Freire, en lo que resulta una hermosa conjunción de ideas y sensibilidades. También hay que mencionar la coautoría de uno de los temas junto a Simón Schriever, con lo que queda a la vista que Francesca es una compositora que además sabe escribir o colaborar con otros compositores cuando las ideas fluyen con generosidad y si es la música lo que importa.

Una mención especial para la versión de un tema del maestro uruguayo Hugo Fattoruso, donde Ancarola sostiene un hermoso trabajo vocal en medio de una textura rítmica suave pero sincopada, tan característica de la obra de estos maestros orientales.

Un disco reposado y cristalino, tal vez reflejo del momento espiritual que Francesca Ancarola nos ofrece como reflejo de las inquietudes y búsquedas de una creadora que ya ha llegado a buen puerto en la prosecución de la madurez y la total jurisdicción de su arte.

Los comentarios están deshabilitados en “TEMPLANZA”, FRANCESCA ANCAROLA, CD, 2012.